Spiko & Waki

El amor por nuestros animales y el deseo de darles lo mejor, en ocasiones puede resultar contraproducente. Este es el caso de un padecimiento que podemos nosotros generar pretendiendo consentir a nuestros cachorros y gatitos dándoles de comer un manjar que disfrutan muchísimo, hígado y corazón de res. Este alimento por sí mismo no es malo, de hecho la lógica nos indica que si al animal le gusta tanto y sobre todo si desciende de animales carnívoros estrictos esta es una dieta adecuada. Sin embargo debemos recordar que los animales carnívoros no solo comen la carne de sus presas sino también los huesos de las mismas. La carne y en especial estas viseras contiene grandes cantidades de fósforo y estas grandes cantidades de fósforo afectan el equilibrio y la concentración a nivel sanguíneo de otro elemento indispensable que es el calcio.   Como consecuencia de este desequilibrio mineral, el organismo de los animales especialmente en el caso de los gatitos jóvenes, comienza con un proceso de compensación a través de la secreción de la hormona PTH por parte de la glándula paratiroides. Esta hormona desencadena la descalcificación del principal reservorio de calcio que son los huesos.  El calcio que se obtiene de los huesos es trasladado al torrente sanguíneo, buscando llegar a tener los niveles adecuados de calcio. Sin embargo, si la nutrición del animal sigue siendo alta en fósforo y nula o baja en calcio, la paratiroides seguirá liberando PTH y la toma de calcio de los huesos seguirá generando la condición conocida como ¨Hiperparatiroidismo nutricional secundario¨.

Los principales signos de este padecimiento son la depresión del animal, cojeras , anorexia, dificultad para levantarse, aletargamiento y micro facturas y fracturas derivadas de la osteoporosis.  La buena noticia es que este padecimiento es curable y los daños óseos son reversibles siempre y cuando el padecimiento sea detectado y tratado a tiempo. El tratamiento consiste básicamente en aumentar la ingesta de calcio, disminuir el consumo de fosforo y la administración de niveles adecuados de vitamina D, además de mantener al animalito confinado por un periodo de alrededor de tres semanas. Es importante que durante este confinamiento el animal tenga la posibilidad de asolearse.

A pesar de que existe un tratamiento para esta patología, la mejor formula consiste en prevenir, evitando las dietas basadas en viseras o solamente en carne. Actualmente existen en el mercado muchísimas opciones de alimentos balanceados que previenen desequilibrios nutricionales.  Recomendamos estas cinco medidas para evitar el hiperparatiroidismo nutricional secundario:

  • Alimentar a tus gatitos y cachorros con productos balanceados siendo los más adecuados los comerciales que encuentras en tiendas de mascotas, supermercados y veterinarias.
  • Evitar dar de comer únicamente carne y en especial hígado y corazón de res. Darles este alimento de manera ocasional o como un premio no causa daño.
  • Permitir a los animalitos tomar baños de sol.
  • Si no es posible dar una dieta balanceada buscar suplementarla con un multivitamínico y minerales.
  • Visitar con regularidad al veterinario y estar atentos a cualquier signo nervioso o de debilidad ósea.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Image Newletter
Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Availability
  • Add to cart
  • Description
  • Content
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
Click outside to hide the comparison bar
Compare