Spiko & Waki

Al igual que sucede con los humanos, los perros también envejecen, solamente que siendo el periodo de vida de nuestra mascota más corta , también la vejez se presenta una vez que se pasan los once años de vida. Para un perro de raza pequeña once años equivalen a sesenta y cinco de los humanos, setenta y dos en un perro de raza grande.

Es importante que entendamos el proceso de envejecimiento de nuestros animales y  que sepamos leer las señales del mismo. Un perro viejo pierde mucha de la energía que tuvo en sus primeros años, su actividad se ve reducida y aunque sigue disfrutando sus paseos, estos se llevan a cabo a un paso más lento. Sus sentidos se ven mermados principalmente la vista y en menor proporción el oído y el olfato. Sus articulaciones pueden comenzar a presentar dolor y su capacidad para moverse se ve reducida. Sus dientes pueden presentar algún tipo de deterioro que les impide morder huesos o alimentos muy duros.

Cuando llega este periodo en la vida de un perro, es muy importante que prestemos mayor atención a su salud y a su alimentación. Consideremos que requieren de mayor cuidado de nuestra parte. Es importante visitar al médico veterinario para una revisión profunda, para detectar algún posible padecimiento y para tratar y paliar aquellos problemas que pudieran comenzar a presentarse. Hígado, riñones, corazón y articulaciones, boca, ojos y oídos, merecen una buena atención ya que cualquier padecimiento que se pueda presentar si es atendido puede ser controlado y la esperanza y calidad de vida aumentan de manera importante. Por otro lado debemos cambiar la alimentación a productos formulados y balanceados para animales viejos, los componentes presentes en estos alimentos ayudan a prevenir enfermedades y brinda los nutrientes requeridos en la senectud. Spiko & Waki ofrece alimentos especiales para perros viejos además de Condroprotectores para las articulaciones.https://spikoywaki.com/product/ruimi-cartiflex/

Cada etapa de la vida de nuestras mascotas es disfrutable, pero es en esta última cuando nuestra relación con ellos se torna más pausada y enriquecedora. Quién no disfruta sentarse en un sillón con su perro al lado a ver la televisión o leer un buen libro, o salir a tomar un café con tu peludo a tu lado. Paz, tranquilidad y sobre todo mucho cariño es lo que recibimos de nuestros viejos amigos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Image Newletter
Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Availability
  • Add to cart
  • Description
  • Content
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
Click outside to hide the comparison bar
Compare