Spiko & Waki

Hace algún tiempo se publicaron estudios por parte de la Universidad Estatal de Arizona , en los que se determinaba que los animales y en especial los perros , no tienen la capacidad de amar a sus humanos. Se mencionaba en el estudio que las manifestaciones de cariño que expresan los animales hacia nosotros tienen que ver más una propensión de estos animales a formar lazos con cualquier cosa que se cruce en su camino, derivado de una adaptación genética desarrollado durante su proceso de domesticación.

En este espacio no tenemos los recursos ni la información necesaria para refutar de manera científica los argumentos de la citada investigación, tal vez esta labor sea propia de un grupo de etólogos. Sin embargo de manera empírica si nos atrevemos a contradecir a los investigadores de la universidad.

Nuestros argumento se basa en la imposibilidad de cualquier científico o investigador para definir lo que es o lo que no es amor entre los humanos y con más razón en los animales. Definir cuál es el factor generador del amor es verdaderamente difícil.

En el caso de los humanos se ha establecido que el amor de la pareja, está relacionado a la producción de hormonas durante el cortejo y a la necesidad de crear un vinculo por parte de las madres para la  protección al menos durante la gestación y los primeros años de desarrollo de los hijos. Esto no necesariamente explica otro tipo de relaciones interacciones que los humanos entendemos como amor.

En el caso de las mascotas resulta imposible conocer cuales son los sentimientos que tienen, reconocemos por sus actitudes; la alegría, el miedo, la ansiedad, el enojo y la agresividad.  También podemos reconocer su necesidad de recibir y de dar cariño de y hacia sus amos. Los perros tiene muy claro cuál es su territorio y lo defienden. Existen claros ejemplos de perros que también defienden a sus humanos, de ahí la función de guardia y protección de algunos de ellos.  No podemos nosotros tampoco definir lo que es el amor, sin embargo si encontramos en los perros actitudes y manifestaciones de amor y de gran fidelidad, sobran las historias que lo demuestran. Pero la mayor prueba de que existe el amor de los perros a sus humanos, la tenemos cada uno de nosotros en nuestra convivencia diaria. Para cada uno de quienes hemos sido bendecidos con un perro, no es necesario saber si existe o no existe este sentimiento en ellos, solamente requerimos llegar a casa después de un día de trabajo o pasar un domingo en casa solo con ellos, para poder decir que si existe el amor en los perros.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Image Newletter
Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Availability
  • Add to cart
  • Description
  • Content
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
Click outside to hide the comparison bar
Compare